El masaje del agua para el deporte - Clinica Etermal
16566
post-template-default,single,single-post,postid-16566,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

El masaje del agua para el deporte

31 Oct El masaje del agua para el deporte

El tratamiento termal es como un masaje de agua en muchas ocasiones, y aportan al deportista elementos favorables tanto para la prevención y tratamiento de lesiones musculares y articulares, como en la preparación y recuperación ante el esfuerzo. Los médicos hidrólogos manejamos para ello diferentes técnicas de hidroterapia. Citamos tan sólo las más interesantes en este caso:

 

BAÑOS PARCIALES-PEDILUVIOS

Es la técnica básica en todo tratamiento crenoterápico Durante el mismo se producen todos los efectos mecánicos, térmicos y biológicos inherentes al agua minero-medicinal en función de temperatura y duración del tratamiento baño de burbujasproyección de aire caliente a presión (unos 600 l/mto.) dando lugar a burbujas a presión con un diámetro de 0,4 – 1,2 mm.

Están indicados en casos de piernas cansadas, –ideales por tanto en la recuperación tras el esfuerzo-, mialgias, tendinitis, fascitis, neuralgias, problemas vasculares periféricos no graves, pie de atleta, etc.

Producen un incremento de la vascularización de la zona bañada, mejora el metabolismo, oxigenación, nutrición y trofismo de los tejidos, Tiene un efecto sedante general, disminuyendo a nivel local la excitabilidad muscular, siendo decontracturante, y también analgésico, incrementando el umbral al dolor y la tolerancia al esfuerzo. Produce un masaje que facilita la circulación de retorno con drenaje de líquidos y de catabolitos, y una activación cardiorespiratoria, sin citar todos aquellos efectos biológicos derivados de la composición del agua termal, ya que es durante la balneación cuando se produce el fenómeno de la transmineralización percutánea, o paso de gases, minerales y oligoelementos a través de la piel.

El baño es generalmente sedante, como hemos comentado, sobre todo si se realiza a temperatura de 37 – 38ºC y a baja presión. Pero puede ser, si nos interesa, tonificante y estimulante, si bajamos la temperatura de aplicación a 34 – 36ºC y el burbujeo o los chorros subacuáticos se realizan a mayor presión. –Esto tiene su interés por su utilidad como preparación al esfuerzo-.

Efectos:

Derivados de la presión hidrostática:

1.- Mejora el retorno venoso  y favorece el drenaje linfático -> la eliminación de las sustancias de desecho del metabolismo celular

Derivados de la  aplicación de esta termoterapia

Por convección teniendo en cuenta que consigue una mayor superficie de actuación y por tanto una activación de otros procesos generales que suman beneficios:

1.- Aumento de la vascularización sanguínea de los tejidos mejorando la aportación de oxígeno al tejido muscular.

2.- Efecto analgésico: en los síndromes de tensión por contracturas musculares, el dolor referido está relacionado con la isquemia producida por la vasoconstricción del musculo contracturado y ésta puede disminuir por la hiperemia secundaria a la aplicación del calor.

* Bloqueo a nivel medular de los impulsos nociceptivos

* Aumento del umbral doloroso

* Aumento de la síntesis de sustancias como la serotonina o la bradiquinina, que actúan sobre los receptores químicos del dolor.

3.- Efecto antiinflamatorio:

* Al mejorar la irrigación, mejora la nutrición celular, con mejor rendimiento orgánico.

* Mejora la permeabilidad delas membranas, lo que permite una mejor reabsorción vascular de los desechos metabólicos.

* Acción bactericida por mayor aportación sanguínea de sustancias y mecanismos de defensa.

*  Acción trófica por la activación de la proliferación y restauración tisular.

4.- Efecto antiespasmódico (relajante).- El calentamiento de los tejidos favorece la relajación muscular y la disminución de los espasmos musculares al disminuir la actividad de las fibras eferentes gamma del huso muscular, con lo cual disminuye la sensibilidad al estiramiento de dicho huso, condicionando de modo reflejo la disminución del tono y favoreciendo la relajación muscular.

5.- Mayor extensibilidad de tejido conjuntivo (tendones, ligamentos, cicatrices..), mejorando la movilidad articular..

 

CHORRO

Es la aplicación hidroterápica basada en la proyección de una cantidad variable de agua, siendo impelida a la desembocadura por un único orificio a una presión entre 3 y 6 atmósferas en el chorro, para percutir de forma tópica sobre la piel del sujeto.

Así pues, además del efecto propio de la temperatura de aplicación, actúa el efecto de la percusión o masaje.  La percusión producida por las gotas de agua a presión sobre la piel funciona como es una fuente de estimulación mecánica de los receptores cutáneos que actuando de manera refleja van a producir efectos propios del masaje mas o menos profundo: drenaje longitudinal, masaje transversal, presiones alternas o vibraciones..

En su aplicación se consideran diferentes parámetros debiéndose individualizar el tratamiento, en función de la extensión de la zona a tratar:

  • temperatura de aplicación.
  • duración de la técnica.
  • presión del agua.
  • tiempo de reposo postécnica.

El chorro a presión es quizás la técnica más específica de los balnearios, una de las más precisas y que necesita de formación específica del terapeuta que la aplica. Tiene una importante utilidad en los deportistas.

Efectos:

  • Decontracturante, muy útil en estados espásticos y anquilosis.
  • Analgésico, por efecto de la temperatura y de la presión, disminuye el dolor.
  • Sedante, relajante.
  • Estimulante general del organismo a nivel neuro-endocrino.
  • Drenaje venoso y linfático
  • Aumento del flujo sanguíneo
  • Liberación de adherencias

 

DUCHAS

Es la aplicación hidroterápica basada en la proyección de una cantidad variable de agua, siendo impelida a la por varios de número y diámetro diverso y a menor presión, de 1 a 3 atmósferas, para percutir de forma tópica sobre la piel del sujeto.

La ducha tiene muchas variantes:

Ducha Vichy.

El masaje bajo ducha consisten en una sesión de masaje manual general, practicado por una o dos personas, con el paciente acostado en una camilla y una ducha que abarca la longitud de su cuerpo situada a 60-80 cm sobre el plano horizontal en el que se encuentra acostado.  Es conveniente, antes del tratamiento, una ducha general a 37ºC.  A continuación la persona se situa sobre la camilla y se  aplica el masaje bajo la ducha, durante 35-40 minutos, para concluir con un período de reposo.

  • Efectos: son los propios del masaje de relajación, acentuados por el efecto térmico del agua caliente:
    • Mejora la circulación periférica.
    • Reduce las contracturas musculares.
    • Facilita el movimiento articular.
    • Favorece la respuesta general del sujeto.
  • Indicada en afecciones reumáticas y musculares, fibrositis, paniculitis, tensión emocional, estrés, recuperación post-esfuerzo, etc,

 

Ducha escocesa.

Aplicaciones alternantes de agua caliente y fría en forma de chorro. Se necesitan dos mangueras, una para el agua caliente y otra, para el agua fría, que han de manejarse cada una con una mano, para hacer el cambio de temperatura de forma fácil y rápida. Se comienza con una aplicación caliente, durante 1-3 minutos, y se sigue con la fría, aplicada durante un tiempo que oscila entre un cuarto a un sexto del tiempo de la caliente; vuelve a aplicarse la caliente, durante 1-3 minutos, y de nuevo la fría. Se hace el cambio de nuevo y se concluye siempre con la fría. La duración de la ducha de contraste es variable, según la tolerancia del paciente, y puede llegar hasta 12 minutos.

  • Los efectos de la presión y de los bruscos cambios térmicos son los responsables de que el principal efecto producido por la ducha de contraste sea un fuerte estímulo general. Asi pues tiene por acciones:
    • Decontracturante.
    • Sedante.
    • Analgésico
    • Relajante.
  • Está indicado en aquellos casos en los que se busque la activación orgánica y/o del metabolismo.

 

FOMENTOS Y PELOIDETERAPIA

Fomentos y compresas

Las compresas son aplicaciones locales de agua fría o caliente sobre determinadas zonas corporales, mediante paños o lienzos mojados previamente en agua sola, o con sustancias medicamentosas, en cuyo caso reciben el nombre de fomentos. Las compresas son de algodón, franela o lino; previamente mojadas y escurridas, se doblan varias veces y se aplican directamente sobre la piel de la zona que vamos a tratar. Su forma y tamaño es variable, según la región donde vayan a aplicarse. Por encima de la compresa húmeda se coloca una toalla seca y, por último, una tercera capa de un tejido de lana, de tal forma que todo quede bien ajustado al cuerpo. Se tapará convenientemente al paciente, que deberá permanecer en decúbito.

Las compresas son de fácil aplicación y pueden colocarse en cualquier zona de la superficie corporal. Prescindiendo de su tamaño y lugar de aplicación, se diferencian según su temperatura y tiempo de aplicación: calientes y frías; cortas y largas.

Las compresas frías

Se preparan sumergiendo el paño en agua entre 10 y 20 C y se aplican sobre la región que hay que tratar durante 15-60 minutos. La compresa, una vez se calienta, hay que renovarla y sustituirla por otra, o empaparla de nuevo en agua fría cada 10 minutos. El agua fría puede sustituirse por una bolsa de hielo. Las compresas frías se utilizan como método crioterápico local, ya sea en la fase aguda de traumatismos musculosqueléticos, para producir vasoconstricción local y reducir el edema, el dolor, y la hemorragia, o en la fase subaguda, para reducir el dolor y el espasmo muscular.

Las compresas calientes

Se preparan sumergiéndolas en agua muy caliente (40-45 C), escurriéndolas ligeramente y aplicándolas sobre la piel. Al igual que las frías, han de cubrirse con las otras dos capas de tejidos.  Las compresas calientes se utilizan como método termoterápico superficial, por sus efectos analgésicos, antinflamatorios, antiespasmódicos y relajantes musculares, en todos los procesos en los que la termoterapia superficial esté indicada.

 

Fangos y Barros

La peloideterapia proviene del griego “pelos” = fango. Es la mezcla de agua minero-medicinal y un componente sólido. Tan sólo indicar aquí su gran utilidad en procesos dolorosos. Los hay de muy diverso tipo según composición. Se extiende sobre la zona a tratar directamente sobre la piel de la articulación y/o músculo afecto. Se envuelve al sujeto en 
una sábana y manta y reposo durante veinte minutos. Son analgésicos, anti- inflamatorios, y mejoran el trofismo al producir hiperemia. También se produce el fenómeno de la transmineralización percutánea, y los efectos derivados de la misma.  La aplicación de esta termoterapia en afecciones de acortamiento de tejidos periarticulares, seguido de movilización de las articulaciones y estiramientos, puede conseguir un aumento de unos 5-10ª en la movilidad de las mismas

Tags:
, ,